Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Voces

677 visitas Abril 03 de 2019 07:13



Un adiós de cuatro patas


UnadiosdecuatropatasPrincipal.jpeg

© Liliana Sandoval junto a sus perros Elektra y Ferragamo


“En un abrir y cerrar de ojos todo cambió, un día éramos cinco en mi casa y hoy somos tres. Dos de mis pequeños, Elektra y Ferragamo, cruzaron el arco iris y dejaron grandes lecciones en nuestra familia”.






La muerte toca sin avisar. Unas veces por sorpresa, otra vez con fecha y hora. Sin embargo, en cualquiera de los dos casos, duele el alma, duelen los recuerdos, duele la soledad. La muerte es un fin, un comienzo, una oportunidad de repensar y replantear, pero sobretodo de valorar y de vivir con intensidad mientras así podamos.

		  

Hace un año mi familia era una gran manada, una decisión de vida que nos permitió compartir una buena parte de nuestra existencia con tres maravillosos peludos que llenaron de amor y compañía nuestras vidas y nuestro hogar. En un abrir y cerrar de ojos todo cambió, un día éramos cinco en mi casa y hoy somos tres. Dos de mis pequeños, Elektra y Ferragamo, cruzaron el arco iris y dejaron grandes lecciones en nuestra familia.

		  

Fueron meses dolorosos porque una pérdida, no importa el vínculo emocional, o si es un animal, el dolor es el mismo, es infinito, la soledad se apodera de nuestra casa, los recuerdos golpean uno tras otro nuestra mente. Algo tan simple como llegar a casa y no sentir unas paticas correr a la puerta, no sentir esos ladridos de emoción, un cuerpo tibio que te caliente los pies en una noche lluviosa.

		  

Muchas noches, por ejemplo, regañaba a Ferragamo porque no me dejaba dormir. Hoy, quisiera devolver el tiempo y pasar noches en vela abrazado a ese cuerpecito gordo y lleno de amor. Pero en eso consiste la vida en vivir el presente y no pretender quedarnos atados al pasado.

		  

Tengo 40 años, con 16 años de matrimonio y sin hijos. Ya una vida poco convencional para muchos y donde mis perros han sido miembros fundamentales de nuestro hogar. Desde que tengo recuerdos de mi niñez, los perros siempre han estado presentes. Son ellos quienes me han visto reír, llorar, superar decepciones, celebrar triunfos. Sin juzgar o recriminar han estado ahí, en silencio, pero siempre dispuestos a darme amor y compañía.

		  

La vida me permitió compartir con Elektra 15 años y con Ferragamo 11. Tanto amor y felicidad no daba para pensar en ausencias, como nos pasa normalmente en la vida porque sería además un caos si este tipo de situaciones las tuviéramos previstas.

		  

Los detalles de la partida de estos dos grandes personajes no tienen cabida en esta reflexión. Más allá, va encaminado a permitirnos hacer el duelo. Muchos a mi alrededor podrían llegar a pensar que mi llanto y presencia infinita era exagerada porque simplemente eran dos perros; no daba cabida a dramas ni terapias. Pero lamento informarles que sí, daba para eso y mucho más. Perder a Elektra y Ferra ha sido perder a dos hijos, dos peludos maravillosos que me dieron lo mejor de sí sin pedir nada cambio, o bueno tal vez si, un poco de cariño.

		  

Si, se vale sufrir, se vale quedarse en cama recordando tantos años de travesuras e historias. No por ser un animal debemos reprimir nuestros sentimientos. La muerte duele sin importar absolutamente nada. A las mascotas las lloramos, las enterramos y si queremos hasta les rezamos. Estamos en la libertad de sentir y vivir el momento, nuestro propio duelo.

		  

Han pasado cinco y dos meses desde la partida de cada uno de mis pequeños, el dolor ha disminuido pero su ausencia se siente como el primer día. Es un proceso largo y lento, pero en familia se logra. No es cierto que el tiempo borre de nuestra mente sus recuerdos, no es cierto que el tiempo disminuya el amor incondicional por nuestras mascotas, siempre harán parte de nuestra vida y son esos recuerdos y los momentos vividos los que llenarán de alegría nuestra existencia.

		  

Hoy los pienso y los lloro, sin pudor ni temor al qué dirán porque ellos se merecen que yo los recuerde sin restricciones. El tiempo sanará la pérdida y seguramente en un tiempo sean el más maravilloso recuerdo de nuestra vida. Igual sé que estarán esperándome al final del arco iris para volver a encontrarnos en la eternidad.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 Lo que aprendí del Ramadán

 Cuando nuestros padres envejecen

 Hijuemadre

 La labor emocional, una asignatura pendiente

 Lenguaje no sexista: un esfuerzo por la igualdad y la inclusión

 La cocina de mi vida

 Un adiós de cuatro patas

 Así decidí afrontar el duelo de un aborto espontáneo

COMENTARIOS DE NUESTROS SEGUIDORES


















Liliana Sandoval
Colaboradora
Publicaciones:1
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales

Productos Sentir Positivo

  • Buso blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso blanco

  • Buso negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso negro

  • Chaleco negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco negro acolchado

  • Chaleco rojo SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco rojo acolchado

  • Gorra blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $25000

    Valor mas envio: $33000

    Gorra blanca

  • Llavero metal SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de metal

  • Llavero tela SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de tela metal

  • Sueter mujer blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Sueter mujer negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Tasa blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Tasa blanca